Un rato con ganas de aprender, una persona encantadora y un álbum precioso. Un coctel perfecto y aquí está el resultado.